Conoce más

Abrir
Teatros Regal

Regal Cinemas

Los socios ahorran en taquillas.

¿Buscas empleo?

Recursos para encontrar trabajo.

Annas Linens

Anna's Linens

Ahorros en las compras.

Driver Safety

AARP Driver Safety

Toma el curso en línea hoy.

sorteo

Gana las vacaciones de tus sueños. ¡Participa hoy!

becas para
hispanos

Lo que tus hijos y nietos necesitan para ir a la universidad.

vencer el
hambre

Apoya la campaña de AARP para vencer el hambre en América.

campaña
Independencia financiera

encuesta

Preguntas y respuestas del
Seguro Social

Todo lo que necesitas saber sobre tus beneficios.

juegos

Juegos de AARP

Prueba tu destreza e ingenio. Juega

El dinero y su vida

5 consejos financieros para un divorcio tardío

Con más de 50 años, conlleva muchos desafíos.

Calculadora de retiro

Prepare una jubilación tranquila
Esta calculadora lo guía paso a paso para que cumpla con sus objetivos al retirarse. Calcule

5 Cosas que debemos saber sobre el divorcio para parejas mayores

Una pareja mayor en una discusión. — Foto: Getty Images

In English | Un divorcio tiene implicaciones emocionales a cualquier edad. Sin embargo, divorciarse después de los 50 años de edad añade el peso de unos retos financieros particulares. Lo más probable es que los bienes acumulados, desde los bienes inmuebles hasta sus cuentas de inversiones, sean considerables y estén vinculados a los de su pareja. Quizá suceda lo mismo con sus deudas.

Añádale a esto una pronta jubilación y se dará cuenta por qué es más difícil terminar un matrimonio después de los 50. La abogada especializada en casos de familia, Janice Green, autora de Divorce After 50: Your Guide to the Unique Legal & Financial Challenges (Divorcio después de los 50: Su guía para retos legales y financieros excepcionales), ofrece respuestas para preguntas frecuentes que confrontan las parejas que atraviesan divorcios en la segunda mitad de su vida.

Vea también: El divorcio después de los 50.

1. ¿Qué hace diferente a un divorcio tardío de uno en las primeras décadas?

Menos tiempo para recuperarse económicamente. Este solo asunto influye en muchos aspectos del divorcio. La división de bienes se enfoca ahora en el análisis de los activos en base a su potencial de ingreso después del divorcio, y en conocer los atributos de esos bienes que pudieran incrementar su valor más adelante.

Tome, por ejemplo, el hogar matrimonial. Más allá de su justo valor en el mercado, ese hogar pudiera representar beneficios adicionales más adelante: las exenciones en los impuestos sobre la propiedad aumentan a cierta edad; ese hogar puede ser una fuente potencial de ingreso a través de una hipoteca revertida a los 62 años, o puede ganar ingresos por alquiler (desde una habitación hasta la propiedad completa). También pueden generar exenciones al momento de solicitar beneficios públicos, tales como Medicaid.

2. ¿Cuál es el error financiero más común que cometen las personas al divorciarse?

No piensan en el valor de una cartera de inversiones mixta y bien balanceada. A menudo, uno de los dos se enfoca en recibir un bien en particular y no se fija en los otros bienes que están en discusión. Tratar de lograr una cartera de inversiones balanceada o diversa puede ser tan relevante en el contexto de un divorcio como lo puede ser en la planificación para la jubilación de las parejas no divorciadas.

Por ejemplo, la esposa quiere quedarse con la casa a toda costa por razones sentimentales y pone todos los huevos en una sola canasta. Accede a que el esposo no comparta su pensión a cambio de la casa. También puede que acceda a pagarle al esposo, en el futuro, una suma de dinero por una porción de su interés sobre el valor líquido de la vivienda. Y luego, el mercado de bienes raíces cae en picada y ella pudiera encontrarse en muy mala posición; pudiera deber más a su hipoteca principal y a su exesposo que lo que el hogar en realidad vale. Llega el momento de pagarle al exesposo y no tiene otra opción que vender la casa. Lo que obtuvo por la venta le permite cancelar la hipoteca, pero todavía le debe dinero a su exmarido, y no tiene más propiedades para protegerse del impacto negativo del mercado ni para sus años de jubilación.

Dependiendo del tipo de bienes que formen parte de la propiedad conyugal, pudiera ser conveniente considerar repartir el riesgo y tomar un porcentaje de varios bienes. Con el paso del tiempo, a través de los cambios positivos y negativos de los diversos mercados, puede ser conveniente que las partes mantengan en conjunto la propiedad de los bienes; una alternativa más conservadora, siempre y cuando la personalidad de los cónyuges así lo permita.

Siguiente: Beneficios del Seguro Social para el cónyuge. »

¿Qué opina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

¿Tus hijos necesitan un empujoncito para inscribirse en un seguro de salud?

Ofertas y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Payless

Los socios disfrutan de ahorros especiales en alquiler de autos de PaylessCar.com.

Dunkin Donuts

Los socios pueden recibir una dona GRATIS con la compra de una bebida grande o extragrande en Dunkin' Donuts.

Repair Pal

Los socios ahorran un 10% (hasta $50) en reparaciones de autos en los talleres certificados RepairPal.

video
Multiplica tu dinero