¿El que escatima el dinero salva al hijo?

Los padres adinerados batallan con el efecto que las grandes herencias tendrán en sus hijos.

In English | A los dos hijos de Sheribel Rothenberg no les faltó nada mientras crecían. Pero la abogada de Chicago los animó, como adolescentes, a trabajar durante los veranos, tanto por la experiencia como para desarrollar una ética de trabajo.

"Es una preocupación común de los padres que tus hijos entiendan la importancia de trabajar bien y de contribuir a la sociedad", dice Rothenberg, de 70 años. Sus hijos aprendieron a no esperar el camino fácil, cortesía del banco de mamá y papá. Hoy en día, uno es el director de operaciones de una compañía de inversiones en Los Ángeles, y el otro dirige un centro de estudios en Washington D.C., que él fundó.

Mira también: ¿Es una anualidad lo más adecuado para tí?

 Singer Sting y su esposa Trudie Styler, Melinda Gates y Bill Gates

Más padres adinerados —celebridades como Sting y Bill Gates— quieren que sus retoños trabajen para ganarse la vida en vez de que vivan de la herencia. — Foto: Getty Images

Rothenberg no está sola en su razonamiento. Más padres —incluidas algunas celebridades— quieren que sus retoños se ganen la vida trabajando en vez de que vivan de una herencia. Por ejemplo, el artista Sting dice que se va a gastar su fortuna de $300 millones en vez de dejársela a sus hijos.

El actor Philip Seymour Hoffman insistía en que no quería unos hijos que vivieran de la herencia, y después de su muerte este año, su caudal hereditario de $35 millones pasó a manos de la madre de sus tres menores. Y la persona más rica del mundo, el fundador de Microsoft Bill Gates, le dijo a un entrevistador que no va a hacer de sus hijos unos multimillonarios.

"De ninguna manera. No será nada parecido. Necesitan tener un sentido de que su propio trabajo es significativo e importante", dijo Gates, siguiendo los pasos de los multimillonarios Warren Buffet y Michael Bloomberg, quienes están regalando la mayor parte de sus fortunas.

Los hijos que heredan fortunas —llamados burlonamente "hippies de oro" por algunos— evocan la idea de ser jóvenes mimados y sin motivación. Muchos padres acaudalados y otros acomodados se preocupan de que darles demasiado dinero a los hijos destruirá su motivación o los hará malos administradores del dinero. Y muchos prefieren no decir nada respecto a las finanzas o preocupaciones a sus hijos. Una encuesta reciente del banco de inversión UBS de casi 2,900 inversionistas acaudalados con al menos $250,000 en activos para inversión encontró que una cuarta parte de los padres no habla de herencias ya que no quieren que sus hijos se sientan que tienen derecho a ella, mientras que una tercera parte no quiere que sus hijos cuenten con ese dinero.

Mira también: Aprende cómo prevenir el robo de identidad.

Crear una fundación para donar

Los fondos asesorados por donantes son una buena alternativa si no quieres incurrir en el gasto o no tienes los recursos para administrar una fundación y quieres enseñarle sobre filantropía a la siguiente generación. Estos fondos son administrados por fundaciones comunitarias y compañías de inversión, como Fidelity Investments, Vanguard y Charles Schwab. Los activos en los fondos asesorados por donantes actualmente superan los $45,000 millones ($45 billion). El programa de Fidelity otorgó cerca de $1,100 millones ($1.1 billion) en donaciones durante el primer semestre del 2014. Así funcionan los fondos.

• Empieza con una contribución deducible de impuestos; por lo general un mínimo de $5,000.

• Designa a un asesor sucesor, como un hijo, de manera que las donaciones puedan continuar por generaciones y los retoños puedan asumir la responsabilidad (y el orgullo) de donar.

• Asesora al fondo con respecto a las organizaciones benéficas aprobadas por el IRS (Servicio de Impuestos Internos) que deberían recibir las donaciones.

• El dinero no distribuido queda invertido de manera que el fondo pueda crecer para hacer más donaciones. Se puede agregar dinero en cualquier momento. —E.A.

Pero los asesores financieros dicen que los padres pueden evitar el peor de sus temores al ser abiertos con respecto a las finanzas e inculcarles a sus hijos valores filantrópicos y una ética de trabajo desde pequeños. Y si eso no funciona, los padres pueden acudir a crear fideicomisos de manera que los hijos no derrochen una herencia.

Los boomers deben estar especialmente preocupados; se espera que ellos trasladen más de $30 millones de millones a sus herederos; más del doble de la suma que los boomers esperan heredar, informa la firma de consultoría Accenture. Y si el pasado sirve de guía, las fortunas logradas por una generación pueden ser eliminadas por la tercera a través de un gasto despilfarrador y una ética de trabajo debilitada.

Tom Roberson experimentó esta tendencia de primera mano. Su bisabuelo, presidente de una de las instituciones financieras más grandes de su momento en Boston, acumuló una fortuna superior a los $78 millones en dinero de hoy. El patriarca de la familia tomó todas las decisiones financieras, de manera que sus herederos nunca conocieron los fundamentos de la gestión patrimonial, como por ejemplo cuánto podían gastar sin agotar sus activos, comenta Rogerson.

Mientras crecía, no había límites para nada, cuando contaba con tan solo un poco más de 20 años, la familia ya había tenido siete aviones y seis yates. "Pensaba que eso era normal", nos dice. Sin embargo, cuando fue el momento de que Rogerson heredara, quedaba poco dinero.

Hoy, a la edad de 58 años, es director administrativo sénior en Wilmington Trust en Boston, donde asesora a padres acaudalados que se preocupan por dejarles grandes cantidades de dinero a sus hijos. Su mensaje es sencillo: "Si puedes preparar a tus hijos para que sean responsables con tu dinero, entonces quizás no tengas que preocuparte por dejarles un poco más".

Algunos padres usan una cuenta Roth IRA para iniciar la conversación con adolescentes respecto a ahorrar, invertir y establecer metas, dice John Bacci, un planificador que trabaja con Foundation Financial Advisors en Linthicum, Maryland. Una vez que el adolescente tenga un trabajo, los padres pueden contribuir a la cuenta Roth en nombre del hijo o hacer una contribución equivalente por cada dólar que el joven trabajador deposite, dice Bacci.

Christie Johnson, de 65 años, de Pasadena, Maryland, planea contribuir $1,000 anuales a la cuenta Roth de su ahijada y de sus tres nietos, con la esperanza de que esto sea la base de unos ahorros para la jubilación y que promueva una ética de trabajo. "A fin de cuentas, estoy de acuerdo con Sting", nos dice. Hay valor en trabajar. "Aprendes no solo a hacer algo en el trabajo, sino también sobre ti mismo, además de que creces como persona".

Para animar a los hijos a la filantropía, algunos padres usan fondos asesorados por donantes. Los donantes hacen una donación deducible de impuestos a un fondo y luego recomiendan qué organizaciones benéficas recibirán donaciones. Los padres involucran a sus hijos al ponerlos a investigar las organizaciones benéficas y a sugerir donaciones.

Además de ofrecerles una educación financiera, los padres deberían iniciar una conversación abierta con sus hijos. En algún momento, los padres necesitan informar a sus retoños sobre los planes respecto al patrimonio, de manera que no los tome por sorpresa o cuenten con dinero que nunca llegará. Las cifras exactas no se tienen que divulgar, y la mayoría de los hijos tienen suficiente madurez a los 21 años para entender la esencia de tal conversación, dice Louise Gunderson, asesora financiera de UBS Wealth Management Americas en Nueva York. "El momento adecuado es cuando crees que tu hijo tiene los valores que necesita" nos dice.

Si una conversación honesta y consejos de trabajo no funcionan, la próxima generación siempre se podrá controlar con diferentes clases de fideicomisos. En algunos casos, a los hijos les falta madurez financiera y, cuando tienen menos de 35 años, el fideicomiso podría distribuir una herencia en etapas de manera que el dinero no se gaste de una vez, dice Paul Riekhof, abogado planificador de patrimonios en Rockville, Maryland.

Pero para los derrochadores o los que tienen una adicción al juego o a las drogas "donde el dinero se va rápidamente", dice Riekhof, los padres pueden establecer un "fideicomiso para malgastadores", que distribuye el efectivo a discreción del fiduciario. O bien, los padres que quieren promover ciertos comportamientos pueden crear "fideicomisos con incentivos" que desembolsan fondos únicamente si los hijos cumplen las metas establecidas, como graduarse de la universidad.

Algunos herederos resienten la interferencia de los padres desde la tumba, mientras que otros la aceptan. "Muchos hijos tienen bien claras las preocupaciones de sus padres", dice Riekhof. "Si se hace bien, los padres ya vienen conversando con los hijos por años".

En
fotos

Publicidad

Ofertas y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Beneficios para miembros de AT&T

Los socios ahorran un 10% en la tarifa mensual de servicio de ciertos planes de wifi de AT&T

Member Benefit AARP Regal 2

Los socios pagan $9.50 por boletos ePremiere de Regal que se compren en línea.

Walgreens 1 discount membership aarp

Los socios ganan puntos en productos de salud y bienestar marca Walgreens

Member Benefits

Únete o renueva tu membresía hoy. Los socios de AARP obtienen beneficios exclusivos y ayudan a lograr un cambio social

Publicidad