La cena de la muerte

Hablar sobre el fallecimiento y lo que lo rodea es para los "boomers" un tema de sobremesa cada vez más frecuente.

AARP me ayuda a mantenerme saludable con contenido práctico y ameno

In English | Te acaban de invitar a una cena. ¿Deberías llevar un buen cabernet de California, un exquisito postre o una copia actualizada de tu testamento que incluya instrucciones detalladas?

Cada vez más boomers están realizando las denominadas cenas de la muerte para hablar con amigos y familiares acerca de temas de los que nadie quiere hablar: la muerte y todo lo relacionado con ella, así como decisiones relacionadas con el final de la vida. La idea es evitar conflictos familiares sobre la atención médica y compartir sus preocupaciones sobre asuntos de calidad de vida.

Mira también: Los "boomers" son clave para la economía de EE.UU.

death dinner end of life conversation planning hospice palliative dnr burial plan directives wishes known party friends wine overhead (John Fedele/Blend Images/Corbis)

Las "cenas de la muerte" logran que los adultos hablen de decisiones relacionadas con el final de la vida en un ambiente relajado. — Foto: John Fedele/Blend Images/Corbis

Entre los temas de conversación: ¿te gustaría que te pusieran una sonda de alimentación o un ventilador para mantenerte vivo si caes en coma permanente? ¿Los cuidados paliativos son una opción viable? ¿Cuándo es hora de rendirse?

¿Y me puedes pasar las papas, por favor?

"Cada vez más nos enteramos de actividades de este tipo. A nivel nacional se llevan a cabo conversaciones a través de una variedad de canales de comunicación", señaló Ashley Carson Cottingham, directora de políticas y activismo para la organización sin fines de lucro Compassion & Choices, un grupo de apoyo al consumidor con sede en Washington D.C.

"Los boomers que cuidan de sus padres están identificando situaciones que no quieren enfrentar al final de sus vidas", afirma. "Constituyen una poderosa ola de cambio que hará que la situación al final de su vida sea diferente y mejor".

Mira también: Planifica a tiempo todos tus asuntos legales.

Carole Fisher, de 55 años, de Las Vegas, organizó una de estas cenas. Invitó a 17 familiares y amigos, repartió bigotes adhesivos e inició la discusión sobre la muerte mientras todo el mundo comía pizza con un labio superior bigotudo. "Ayudó a que el estado de ánimo fuera más agradable", dice Fisher, a quien no le resultan extraños estos temas. Es la presidenta y directora ejecutiva del Nathan Adelson Hospice en Nevada. Pero hasta a ella algunas veces le pareció incómoda la discusión.

"A nuestra sociedad no le gusta hablar de la muerte", afirmó. "Pero alguien tiene que asumir el riesgo y comenzar esta discusión".

Mira también: Cuánto puedes comprar con los dólares que ganas.

Un número cada vez mayor de recursos en línea han aparecido para hacer que los adultos comiencen a hablar en un ambiente relajado en medio de una comida apetecible. Un sitio web, Death Over Dinner (en inglés), ofrece instrucciones sobre cómo moderar estas cenas y sugiere pautas de conversación para lograr que la discusión fluya. Hasta proveen el texto que se debe usar en las invitaciones para la cena.

El sitio web Death Cafe (en inglés) ayuda a las personas a organizar y realizar reuniones en cafetines en todo Estados Unidos. El sitio web dice que el "movimiento social" es muy popular en otros países también.

Quizás más que cualquier otra generación, los boomers tienen una particular aversión a envejecer. La generación que impulsó la revolución sexual también ha transformado casi todas las etapas de la vida, incluida la reinvención de la jubilación. Ahora, como los boomers ven fallecer a sus padres, y en algunos casos a sus amigos, dirigen su atención hacia la redefinición de la muerte.

  • Qué dicen los expertos en finanzas

"Queremos que nuestra experiencia de la muerte sea personalizada en lugar de rutinaria", dice Lynne Lancaster, coautora del libro When Generations Collide. "Los boomers queremos sentir que estamos tomando estas decisiones. Antes, los médicos nos decían qué hacer y eso es lo que hacíamos. Ahora tiene mucho más que ver con la discusión, las opciones y las alternativas".

Algunos de nosotros no queremos procedimientos que prolonguen la vida si nuestra calidad de vida es baja. Sea cual sea la decisión, los expertos aconsejan ponerla por escrito para que los miembros de la familia y el personal médico sepan cómo responder en caso de emergencia o en una situación de final de la vida en caso de que no podamos comunicarnos. 

He aquí algunas formas de comunicar tus preferencias:

Prepara un testamento vital (también llamado directiva anticipada) para documentar tus preferencias de tratamiento médico en ciertas situaciones. Por lo general incluye si te gustaría que te conectaran a un respirador, sonda de alimentación o que te resucitasen —intervenciones que podrían prolongar tu vida— si no se espera que vuelvas a un estado funcional.

Crea un poder notarial para la atención médica (o también conocido como poder para la atención de la salud), para que el representante que nombraste pueda asegurarse de que tus preferencias de tratamiento se lleven a cabo. Es un documento complementario al testamento vital que le proporciona, por ejemplo, a tu proveedor de salud la posibilidad de consultar con tu representante si tu voluntad es difícil de interpretar en tu testamento.

Debes dar copia de estos documentos a tus proveedores de salud. De otro modo, el personal médico no sabrá siempre tus deseos, o peor aún, los ignorará, dice Cottingham.

"Las personas quieren tener una muerte en paz, por lo general en su casa, rodeadas de sus seres queridos", dice. "En cambio, vemos a más personas morir en la [unidad de cuidados intensivos], exactamente lo contrario de lo que querían. Tenemos que hacer un mejor trabajo en lograr que las personas documenten sus deseos... y asegurarnos de que los proveedores médicos cumplan con lo que dicen dichos documentos".

Una encuesta de FindLaw.com publicada en febrero halló que solo 1 de cada 3 adultos tenía un testamento vital. En el 2007, un estudio de Harris Interactive dijo que 2 de cada 5 adultos tenían una directiva anticipada. La situación no era mejor entre los pacientes gravemente enfermos o terminales: la mayoría no tenía una directiva anticipada en su historia clínica, los investigadores de la Agency for Healthcare Research and informó hace unos años.

Ahora que se acerca el Día de Acción de Gracias, los expertos dicen que es el momento ideal para reunirse en la mesa con amigos y la familia y discutir estos asuntos.

"Hacer un testamento vital cuando una persona está en cama en estado crítico es probablemente el momento menos apropiado pero más frecuente para comenzar a hablar de cuidados del final de la vida", dice Sally Hurme, asesora de proyectos de AARP y autora de The ABA Checklist for Family Heirs: A Guide to Family History, Financial Plans and Final Wishes. "La conversación tiene que ocurrir mucho tiempo antes de que haya una crisis de salud".

La conversación debe incluir temas financieros, dice Susan Fulton, presidenta de FBB Capital Partners en Bethesda, Maryland.

"¿Si murieras a los cincuentitantos años, podría tu cónyuge permitirse el lujo de mantener la casa con la hipoteca actual? ¿Si no puedes, deberías comprar seguro de vida o empezar a reducir tu estilo de vida? ¿Y la educación de tu hijos o nietos? Si hay una sola fuente de ingresos, un solo conjunto de activos, estas son las cosas en las que realmente necesitas pensar seriamente", dice.

Fulton también recomienda designar un lugar para guardar tu testamento, información de cuentas bancarias, cuentas de inversión y otros documentos para que tu cónyuge o herederos puedan acceder a ellos fácilmente cuando llegue el momento.

"La idea es que el proceso sea lo más fluido posible", dice.

Lo mismo aplica a un testamento vital. Fisher, en su rol de directora de un hospicio, dice que ella es testigo con demasiada frecuencia de las consecuencias cuando los miembros de la familia no detallan sus decisiones.

"Veo a los familiares en conflicto entre sí, ya que no han sostenido estas conversaciones", dice Fisher, "y mamá no es capaz de comunicarse. Discuten mientras intentan decidir entre el tratamiento y el hospicio cuando deberían concentrarse en su dolor".

También te puede interesar:

Ofertas y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Denny's Ranchero Tilapia

Los socios ahorran un 15% todos los días, a toda hora, en los restaurantes Denny's participantes.

Regal Cinemas movie theater

Los socios pagan $8 por entradas ePremiere de Regal que compran en internet. Se aplican condiciones.

AARP Debuts RealPad Tablet

Conéctate estés donde estés con RealPad. Conéctate, juega y comparte. Además, recibes soporte al cliente gratis todos los días, a cualquier hora.

Únete o renueva tu membresía hoy. Los socios de AARP obtienen beneficios exclusivos y ayudan a lograr un cambio social.

campaña
independencia financiera