Conoce más

Abrir
Teatros Regal

Regal Cinemas

Los socios ahorran en taquillas.

¿Buscas empleo?

Recursos para encontrar trabajo.

Annas Linens

Anna's Linens

Ahorros en las compras.

Driver Safety

AARP Driver Safety

Toma el curso en línea hoy.

Tus finanzas

Lecciones que dejó la recesión

Millones de personas perdieron sus viviendas, sus ahorros y sus empleos en el 2008. ¿Qué hemos aprendido?

AARP me ayuda a mantenerme saludable con contenido práctico y ameno

http://www.aarp.org/espanol/ws/Hazte-socio-o-registrate.html?intcmp=AE-INTERST-MULTICONV-RM-QKTK-ES

La Gran Recesión eliminó más de ocho millones de empleos. — Foto: Ed Kashi/VII

5. El empleo es tu bien más preciado

Es mucho más difícil sobrellevar una crisis económica importante sin contar con un salario. Incluso un empleo a tiempo parcial con un salario mínimo podría ser una salvación, si te ayuda a cubrir los gastos básicos, para no tener que recurrir a retirar dinero de tus ahorros decrecientes en un mercado a la baja.

No te jubiles hasta tener la certeza de que podrás pagar tus gastos esenciales durante al menos dos años, sin tener que recurrir a tus inversiones en acciones, recomienda Steve Vernon, investigador del Stanford Center on Longevity. La forma más segura de alcanzar ese objetivo es demorar la solicitud del beneficio del Seguro Social para aumentar lo que recibirás.

El Seguro Social es un ingreso mensual garantizado que no se reduce cuando las acciones bajan, y dura hasta que tú y tu cónyuge fallecen. Otras fuentes de ingresos que podrían ayudarte a sobrellevar una baja en el mercado sin contar con un salario incluyen los certificados de depósito, los bonos a corto plazo de alta calidad, el mercado de dinero y las anualidades de ingresos fijos.

Los graduados debieron enfrentar el peor mercado laboral en décadas. — Foto: Joachim Ladefoged/VII

6. No necesariamente terminas tu labor una vez que los hijos terminan sus estudios universitarios.

Muchos de nosotros ya lo sabíamos, pero la Gran Recesión provocó que este problema llegara a los hogares. Al verse enfrentados al peor mercado laboral en décadas, más de un tercio de los universitarios recién graduados decidieron volver a estudiar; y casi un cuarto de ellos aceptó un trabajo no remunerado o se mudó nuevamente al hogar con sus padres.

Estamos obligados a ayudar a nuestros hijos. Pero es fundamental calcular cuánta ayuda financiera puedes ofrecerles sin comprometer tu propia seguridad, y comunicarles esa realidad a tus hijos, advierte la planificadora financiera Blayney. "Recuerda, ellos tienen la ventaja de tener un gran capital humano y tiempo, y tú tienes que cuidarte a ti mismo".

Si los años de universidad de tus hijos todavía se vislumbran en el horizonte, crea un presupuesto para la universidad que no aumente tu deuda ni reduzca tus ahorros para la jubilación. (Una opción: dos años en un establecimiento educativo comunitario (community college) y luego el traspaso a otra universidad). Si tu hijo universitario es ya mayor y tiene pensado regresar al hogar, es de suponer que contribuirá con los gastos del hogar. No estarás solo: entre los hijos de 25 a 34 años que viven con sus padres o volvieron al hogar en un momento difícil, el 48 % dice haberles pagado un alquiler.

Lynn Brenner es columnista de finanzas personales de Newsday y colaboradora de Reuters.

En
fotos

Video relacionado

campaña
independencia financiera

Ofertas y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Payless

Los socios disfrutan de ahorros especiales en alquiler de autos de PaylessCar.com.

Dunkin Donuts

Los socios pueden recibir una dona GRATIS con la compra de una bebida grande o extragrande en Dunkin' Donuts.

Repair Pal

Los socios ahorran un 10% (hasta $50) en reparaciones de autos en los talleres certificados RepairPal.

trivias

¿Sabes reconocer una buena oferta?

Aprende y ahorrarás cientos de dólares.

Aprende a gastar menos en gasolina.

Ahorra dinero para mover tu vehículo.

Haga la encuesta de AARP para ver quién tiene mejor crédito

¿Quiénes tienen mejor crédito?

Conoce quién gana esta batalla de los sexos.