Conoce más

Cerrar
Dunkin Donuts

Dunkin' Donuts

Los socios reciben una dona gratis


Herramienta para ahorrar en medicamentos recetados.

Herramienta

Para ahorrar en medicamentos recetados

Best Western

Best Western

Ahorros exclusivos para los socios

Abuela, mamá e hija cocinando - Mes de la Herencia Hispana

Herencia Hispana

Celebra y ahorra en tu membresía de AARP

Celebra la Herencia Hispana

becas para
hispanos

Familia celebra la graduación de la universidad. Centro de Recursos Becas Universitarias.

Lo que tus hijos y nietos necesitan para ir a la universidad.

encuesta

Preguntas y respuestas del
Seguro Social

Preguntas y Respuestas del Seguro Social

Todo lo que necesitas saber sobre tus beneficios.

juegos

Juegos de AARP

Prueba tu destreza e ingenio. Juega

Piense en su jubilación

Buenas medidas financieras para tomar después de los 50

Cinco consejos útiles para ordenar sus finanzas.

AARP Recomienda 5 movimientos financieros necesarios después de los 50 - una pieza de signo de dólar en una partida de ajedrez

A estas alturas de su vida, no querrá cometer errores monetarios que desbaraten sus planes para la jubilación.
— Foto de Peter Crowther/Ikon Images/Corbis

Podrá obtener dinero a préstamo contra el valor del beneficio por fallecimiento estipulado en la póliza, o directamente tomar dinero de la póliza, con lo que se reducirá el importe que oportunamente deba desembolsar la aseguradora. Pero tenga cuidado si adopta esa medida. “Sepa que si reduce el valor al contado [en una póliza permanente] y dicha acción no es considerada un préstamo, la operación será tributable”, explica la planificadora patrimonial certificada Jean Dorrell.

Un beneficio exclusivo de una póliza a plazo convertida en un seguro permanente es que el beneficiario podrá hacer dicha conversión sin tener que actualizar su estado de salud. Según Simbro, eso implica que podrá cambiar su póliza a plazo a un seguro permanente “sin tener que volver a demostrar su estado de salud”. Es decir,  no tendrá que someterse a nuevos exámenes médicos.

Eso es fundamental, porque cuanto más joven sea al momento de contratar su seguro permanente, más barato le resultará.

3. Congele su cobertura de cuidados a largo plazo.

“Contratar un seguro de cuidados a largo plazo mientras uno está saludable es mucho más fácil a los 50 años que, digamos, a los 75”, sostiene Simbro.

Esperar a contratar un seguro de cuidados a largo plazo puede significar primas significativamente más altas. Un estudio de Northwestern Mutual muestra que un hombre o mujer que contraten una póliza de cuidados a largo plazo a los 50 años podrían pagar una prima anual de $3.302,   pero postergar la contratación hasta cumplir los 60 años terminaría costándole, a esa misma persona, $6.678 al año, es decir, más del doble que a los 50. Esperar hasta tener 70 años para contratar un seguro podría resultar en una prima anual de $17.760, según datos de Northwestern.

Y no crea, erróneamente, como hacen muchos, que la cobertura de cuidados a largo plazo es sólo para personas de 80 años. De hecho, alrededor del 40 % de los estadounidenses que reciben los beneficios de pólizas de cuidados a largo plazo tienen entre 18 y 64 años, según el Department of Health and Human Services (HHS, Departamento de Salud y Servicios Humanos).

Pero ¿qué hay si usted sigue pensando que no puede costearse un seguro de cuidados a largo plazo?

Simbro sugiere recurrir a los “beneficios en vida” que ofrezca su seguro de vida permanente.

“Usted puede anualizar su seguro de vida permanente”, señala, utilizando el valor al contado como una manera de generar un flujo de ingreso jubilatorio anual. También puede usar el valor en efectivo o los dividendos del seguro permanente para pagar directamente las primas de su seguro de cuidados a largo plazo, agrega Simbro.

Al igual que sucede con el seguro de vida, la cobertura de cuidados a largo plazo puede variar mucho, dependiendo de su lugar de residencia, los antecedentes familiares y el tiempo que desee que dure la cobertura.

“No presuponga que hay un importe único que satisfaga las necesidades de todos y que todos deberían tener”, dice Simbro.

4. Diversifique mejor su cartera.

A estas alturas de su vida, usted no querrá cometer errores financieros —especialmente en materia de inversiones— que desbaraten sus planes para la jubilación. Así que asegúrese de no estar colocando todos sus ahorros en una única cuenta o tipo de inversión.

Si tiene inversiones, revíselas ahora —o haga que un administrador de dinero las revise—, para asegurarse de tener una cartera verdaderamente diversificada. Después de los 50 años, también querrá obtener el mayor retorno posible de sus inversiones, ya que podría estar transitando los años de mayores ingresos/ganancias y la época con mayor potencial de ahorro.

Antes de la jubilación, el objetivo es comenzar a ajustar un poco el riesgo de sus inversiones, sin perder la oportunidad de lograr un crecimiento económico estable en los años venideros.

Siguiente: Redacte un testamento o fideicomiso hoy mismo »

Alertas de tema

Usted puede recibir alertas semanales por correo electrónico sobre los siguientes temas. Solo haga clic en “Seguir”

Administrar alertas

Procesamiento

Por favor espere...

progress bar, please wait

video relacionado

Haz clic en CC para ver la transcripción del video al español.

¿Qué opina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

¿Tus hijos necesitan un empujoncito para inscribirse en un seguro de salud?

Ofertas y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Anna's Linens

Los socios ahorran un 10% todos los días en Anna's Linens y AnnasLinens.com.

Faanui Bay, as seen from beach on Bora Bora, French Polynesia

Los socios ahorran hasta $525 en sus vacaciones con AARP® Travel Center powered by Expedia®.  

Pepperoni Pizza, Papa Johns Superbowl promotion for AARP members

Los socios ahorran un 25% del precio regular de los platos del menú en Papa John’s

Hispanic Heritage Month

Celebra el mes de la Herencia Hispana y recibe hasta un 25% de descuento en tu membresía de AARP