Conoce más

Cerrar
Dunkin Donuts

Dunkin' Donuts

Los socios reciben una dona gratis


Herramienta para ahorrar en medicamentos recetados.

Herramienta

Para ahorrar en medicamentos recetados

Best Western

Best Western

Ahorros exclusivos para los socios

Abuela, mamá e hija cocinando - Mes de la Herencia Hispana

Herencia Hispana

Celebra y ahorra en tu membresía de AARP

Celebra la Herencia Hispana

becas para
hispanos

Familia celebra la graduación de la universidad. Centro de Recursos Becas Universitarias.

Lo que tus hijos y nietos necesitan para ir a la universidad.

encuesta

Preguntas y respuestas del
Seguro Social

Preguntas y Respuestas del Seguro Social

Todo lo que necesitas saber sobre tus beneficios.

juegos

Juegos de AARP

Prueba tu destreza e ingenio. Juega

Piense en su jubilación

Buenas medidas financieras para tomar después de los 50

Cinco consejos útiles para ordenar sus finanzas.

AARP Recomienda 5 movimientos financieros necesarios después de los 50 - una pieza de signo de dólar en una partida de ajedrez

A estas alturas de su vida, no querrá cometer errores monetarios que desbaraten sus planes para la jubilación.
— Foto de Peter Crowther/Ikon Images/Corbis

In English | Si ha estado dilatando el tomar decisiones sobre asuntos monetarios, ahora es el momento de asumir el control de su vida y de sus finanzas. A continuación, presentamos cinco buenas medidas financieras para ayudarlo a mantener la solidez financiera los próximos 50 años de su vida.

Vea también: Póngase al día con los ahorros para la jubilación.

1. Apúrese en saldar sus deudas.

Usted no quiere lidiar con un montón de deudas mientras trabaja esos últimos años antes de jubilarse. Calcule su deuda total y empiece a saldar las deudas más grandes lo antes que pueda. Allí se incluyen los préstamos  para la compra de automóviles, hipotecas, los saldos de tarjetas de crédito abultados y préstamos personales que viene pagando desde hace un tiempo.

La mayoría de los jubilados que son propietarios de su casa y han terminado de pagarla le dirán que vivir sin una hipoteca es, económicamente, muy liberador.

La cuestión de los beneficios asociados a una hipoteca generalmente surge cuando la gente se enfrenta a la decisión de saldar ese préstamo antes de que venza el plazo para hacerlo. “Siempre dije que no hay que dejar que la cola sea la que mueva al perro” (es decir, que los impuestos sean el factor determinante para las decisiones), señala Aric Jacobson, planificador financiero certificado del área de San Diego, California.“Ciertamente puede existir ese gran incentivo de mantener vigente la deducción del interés de la hipoteca,  pero estamos hablando de deuda. Cuanto mayor sea la tasa de interés, más sólido el argumento para saldar la deuda lo antes posible”.

Jacobson sostiene que si uno llega al momento de jubilarse sin estar pagando un importe elevado por su hipoteca, es muy probable que pueda vivir con mucho menos dinero. Si no puede eliminar toda su hipoteca, considere recortar drásticamente los costos de vivienda refinanciando su préstamo hipotecario a una tasa de interés más baja. Si elige refinanciar, “no querrá hacerlo a un plazo mayor que el de su hipoteca actual”, sugiere Jacobson.

2. Revise su seguro de vida.

Si no tiene seguro de vida, o cree que su cobertura es insuficiente, es un buen momento de considerar sus necesidades y las de su familia. El American Council of Life Insurers (ACLI, Consejo Estadounidense de Aseguradores de Vida) recomienda tener una cobertura equivalente a 7 a 10 veces su salario. De modo que si está ganando $50.000 al año, querrá una póliza que pague entre $350.000 y $500.000 a los beneficiarios.

Esta es una regla muy general, y los especialistas en seguros de vida advierten que sus propias necesidades individuales podrían variar mucho en función de factores como:

  • el importe de deuda que quiera dejar saldado;
  • cuánto dinero quiere dejarles a su cónyuge, hijos o parientes (en caso de querer dejarles algo de dinero);
  • el número de donaciones que quiera hacer a obras benéficas al morir.

“La necesidad de un seguro de vida no termina cuando llega a una edad mágica”, sostiene Dave Simbro, vicepresidente de Northwestern Mutual Life Insurance. “A menudo, al llegar a los 50, justo cuando podría estar por vencer su seguro, la gente descubre que lo que necesita es aumentar su cobertura”.

Una alternativa podría ser convertir su póliza a plazo en un seguro de vida permanente. Las pólizas permanentes o para toda la vida, si bien son significativamente más caras que las pólizas a plazo, le brindan la flexibilidad de poder recurrir al valor en efectivo de la póliza mientras esté vivo.

Siguiente: Sepa qué hacer con los cuidados a largo plazo »

Alertas de tema

Usted puede recibir alertas semanales por correo electrónico sobre los siguientes temas. Solo haga clic en “Seguir”

Administrar alertas

Procesamiento

Por favor espere...

progress bar, please wait

video relacionado

Haz clic en CC para ver la transcripción del video al español.

¿Qué opina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

¿Tus hijos necesitan un empujoncito para inscribirse en un seguro de salud?

Ofertas y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Anna's Linens

Los socios ahorran un 10% todos los días en Anna's Linens y AnnasLinens.com.

Faanui Bay, as seen from beach on Bora Bora, French Polynesia

Los socios ahorran hasta $525 en sus vacaciones con AARP® Travel Center powered by Expedia®.  

Pepperoni Pizza, Papa Johns Superbowl promotion for AARP members

Los socios ahorran un 25% del precio regular de los platos del menú en Papa John’s

Hispanic Heritage Month

Celebra el mes de la Herencia Hispana y recibe hasta un 25% de descuento en tu membresía de AARP