Cuídese de los fraudes

Estafas de loterías: cuando ganar realmente significa perder

Formas de detectar una estafa de lotería.

AARP me ayuda a mantenerme saludable con contenido práctico y ameno

In English | Cuando el premio de la lotería Powerball alcanza la cifra del producto nacional bruto de algunos países, es difícil resistirse a gastar $2 en jugar seis números, incluso cuando la probabilidad de ganar es de 1 en 175 millones.

Pero en innumerables concursos engañosos, los estafadores de lotería y sorteos parecen tener su propio número ganador: tu edad.

Mira también: Cómo resolver problemas con las garantías que compra.

¿Tienes entre 55 y 64 años? Tienes casi el doble de probabilidades de caer en la trampa de los programas de promoción de premios que otros estadounidenses, según datos de la Federal Trade Commission. Las personas de 65 años o más tienen casi el triple de probabilidades de "ser timados".¿Tienes entre 55 y 64 años? Tienes casi el doble de probabilidades de caer en la trampa de los programas de promoción de premios que otros estadounidenses, según datos de la Federal Trade Commission. Las personas de 65 años o más tienen casi el triple de probabilidades de "ser timados".

Persona disfrazada de gorilla con un cheque falso - Protéjase contra las estafas falsas de la lotería.

Si no participaste en un concurso, entonces no ganaste, no importa lo que te digan. — Foto: iStockphoto

Se ha hecho muy común: recibes un correo electrónico, una llamada telefónica o una carta diciendo que has ganado un premio, a menudo se trata de una lotería extranjera. Pero aquí es donde está el truco: para recibir tus ganancias te dicen que tienes que pagar primero los impuestos o cuotas de seguro u otros gastos. Por lo general se pide que realices el pago a través de una transferencia bancaria o una tarjeta prepagada Money Pak de Green Dot. Envías el dinero y ¿adivina qué?, tu pago nunca llega.

Mira también: Cuánto puedes comprar con los dólares que ganas.

¿Cuáles son las pérdidas reportadas por estas "ganancias"? Más de $1,000 millones anuales. Y puedes estar seguro de que la cifra es mucho mayor, ya que la mayoría de las víctimas —particularmente los de edad más avanzada— se sienten demasiado avergonzados para admitir que fueron engañados por una estafa que figura entre las más frecuentes.

Así que cuando te de la fiebre por la lotería, ten presente estos 10 consejos para que no te timen.

1. Cualquier lotería o sorteo que requiera el pago por adelantado de honorarios es una estafa. La única excepción la constituyen los "concursos de destrezas" (resolver acertijos, enviar recetas, etc.), en los que la participación puede exigir legalmente una pequeña cuota de entrada o una compra específica.

Pero ten en cuenta de que si ganas un concurso legítimo, una parte de tu premio podría ser retenida inmediatamente para los impuestos federales y estatales y eres responsable de pagar cualquier balance que quede al declarar los impuestos de ese año (al IRS y a tu estado de residencia se les notifica la lista de ganadores).

2. Si no participaste en un concurso, entonces no ganaste, no importa lo que te digan. Si juegas a la lotería Powerball o una lotería estatal y ganas, es tu deber presentar el billete ganador para recibir el premio; los funcionarios de la lotería no te van a contactar.

3. Si las felicitaciones vienen acompañadas de un cheque —con instrucciones para depositarlo y enviar una cantidad de vuelta— el cheque es falso. Ningún concurso legítimo envía cheques con pago parcial y pide que se les devuelva una parte. Los cheques falsificados son de uso frecuente en las estafas de lotería. Tu banco puede aceptarlos y acreditarlos en tu cuenta. Pero si transfieres algunos fondos, los mismos se perderán y tendrás que cubrir cualquier monto que se gire sobre ese depósito.

4. Ten cuidado con las estafas regionales. Los estafadores a veces crean sitios web falsos de loterías estatales. El último truco: estafadores que se hacen pasar por funcionarios del condado, como uno reciente que se especializaba en estafar a adultos mayores y veteranos y que se hacía pasar por funcionario del condado de San Diego en California. El premio de $7,000 a la semana de por vida en el popular concurso de Publishers Clearing House será anunciado el 26 de noviembre y los paquetes de correo del 2014 serán enviados meses después. Así que prepárate para una nueva temporada de estafas que te informarán que has ganado el premio de PCH.

5. ¿Te engañaron una vez? Lo intentarán de nuevo y tal vez de forma inmediata. Si envías honorarios por adelantado para participar en un concurso, cuenta con que te perseguirán para que pagues gastos adicionales que te permitan reclamar el supuesto mismo premio inexistente. Puede que lo presenten como un premio mayor y más grande de lo prometido inicialmente. Y tu nombre es probable que sea agregado a las "listas de tontos" compartidas por los estafadores que incluyen detalles como tu nombre, información de contacto e incluso ardides específicos en los que caen las víctimas, los cuales utilizan en futuras notificaciones de premios fraudulentas.

6. Los indicios de que un sorteo es una estafa por lo general figuran en las "reglas" de la letra pequeña. Seguro se trata de una estafa si falta cualquiera de la siguiente información requerida: las fechas de inicio y finalización del concurso, fecha de evaluación, los métodos de entrada, incluidos criterios de evaluación, tipos de pruebas de compra requeridas, descripción de los premios y valor de compra aproximado, avisos legales, y el nombre y la dirección del patrocinador. Incluso si esta información está incluida, es aconsejable hacer una verificación en línea del nombre del concurso antes de inscribirse.

7. Si el concurso de "destrezas" parece demasiado fácil, puede que sea una estafa. Probablemente, el verdadero propósito es recabar derechos de inscripción e información personal. Los concursos legítimos solo te piden tu nombre, dirección, correo electrónico o número de teléfono. Los ladrones de identidad son los que buscan los datos más confidenciales, tales como los números de seguro social y licencia de conducir y números de cuentas bancarias.

8. ¿Te han dicho que está "garantizado" que ganarás algo? Se trata de otra estafa, ya que esa aseveración generalmente es ilegal. Lo mismo se aplica a los cheques simulados o artículos de valor en sorteos o concursos de destrezas que no llevan en un lugar destacado las palabras "SPECIMEN" or "NON-NEGOTIABLE." ("MUESTRA" o "NO NEGOCIABLE").

9. ¿Te han amenazado con violencia o con arrestarte si no pagas las cuotas por adelantado? Esta es la carta de presentación de los estafadores de Jamaica, que realizan más de 30,000 llamadas telefónicas por día a "ganadores" de lotería estadounidenses. Dependen de listas de tontos para obtener tu nombre. Te llaman diciendo que están en un lugar público cerca de tu casa y que van a venir a darte una paliza (se enteran de ese lugar a través de mapas en línea). Las llamadas entrantes con código de área 876 indican, sin embargo, que todavía están en su tierra natal, demasiado lejos como para poder darte una paliza o esposarte.

Sid Kirchheimer, el autor de Scam-Proof Your Life, escribe sobre asuntos del consumidor y salud.

Alertas de tema

Usted puede recibir alertas semanales por correo electrónico sobre los siguientes temas. Solo haga clic en “Seguir”

Administrar alertas

Procesamiento

Por favor espere...

progress bar, please wait

como prevenir estafas

¿Quéopina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

¿Tus hijos necesitan un empujoncito para inscribirse en un seguro de salud?

Ofertas y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Regal Cinemas movie theater

Los socios pagan $8 al comprar boletos Regal ePremiere en internet. Sujeto a ciertas condiciones.

Grandmother and granddaughter working on scrap book at home

Los socios ahorran un 10% todos los días en Michaels con su tarjeta de membresía de AARP.

Woman trying on glasses in optometrists shop

Los socios ahorran hasta un 60% en exámenes de la vista con los Descuentos oftalmológicos de AARP® facilitados por EyeMed.