Conoce más

Abrir
Teatros Regal

Regal Cinemas

Los socios ahorran en taquillas.

¿Buscas empleo?

Recursos para encontrar trabajo.

Annas Linens

Anna's Linens

Ahorros en las compras.

Driver Safety

AARP Driver Safety

Toma el curso en línea hoy.

sorteo

Gana las vacaciones de tus sueños. ¡Participa hoy!

becas para
hispanos

Lo que tus hijos y nietos necesitan para ir a la universidad.

vencer el
hambre

Apoya la campaña de AARP para vencer el hambre en América.

campaña
Independencia financiera

encuesta

Preguntas y respuestas del
Seguro Social

Todo lo que necesitas saber sobre tus beneficios.

juegos

Juegos de AARP

Prueba tu destreza e ingenio. Juega

Fraude al Medicare

Diabéticos son víctimas de estafadores

Artistas del engaño consiguen toda la información.

Estafadores Persiguen a Diabeticos

— Lester Lefkowitz/Getty Images

In English| En la última artimaña relacionada con Medicare, los estafadores saben el nombre y la dirección del médico de la persona a quien intentan engañar.

Las personas que padecen de diabetes son el blanco de la estafa más reciente relacionada con Medicare, situación muy inquietante porque estos delincuentes dan la impresión de ser funcionarios reales, ya que saben el nombre y la dirección de los médicos que atienden a sus potenciales víctimas.

1. “No tenemos la menor idea de cómo consiguen esta información,” dijo Tamra Simpson, directora del programa Senior Medicare Patrol (Patrulla Medicare para Adultos Mayores) de la Indiana Association of Area Agencies on Aging (IAAAS, Asociación de Agencias del Área sobre el Envejecimiento, de Indiana).

2.“Pero, en todas estas llamadas, el que llama siempre sabe el nombre del médico [del beneficiario de Medicare], y casi siempre menciona la dirección [de la consulta del médico]”.

Es probable que obtengan tal información de historiales médicos robados o de los registros de enfermedades que guardan las compañías farmacéuticas y otros proveedores de productos médicos, datos a los que los estafadores han logrado acceso.

El “anzuelo” que utilizan en estas llamadas no es nada nuevo: el ofrecimiento de productos médicos sin costo alguno, en este caso, de aparatos para monitorear la diabetes y artículos afines. Y el objetivo es el mismo: obtener el número de Medicare del beneficiario, que obviamente, es su número de Seguro Social.

En las últimas dos semanas, al menos ocho residentes de Indiana, todos con diabetes, informaron a la IAAAA que habían recibido llamadas telefónicas en que solicitaban su número de Medicare. Denuncias similares han llegado de todas las áreas de Indiana.

Y, al menos una persona en California recibió una llamada del mismo estilo.

En todos los casos, dijo Simpson, el que llama pregunta específicamente si el usuario de Medicare padece de diabetes;

y en algunos, el estafador, quien ya sabe el nombre, la dirección y el número de teléfono del paciente, también le pide el apellido de soltera de la madre, supuestamente para “verificar” la identidad.

Hasta el momento, las llamadas fraudulentas se hacían desde Florida, pero ya el jueves habían desconectado ese número de teléfono. Los que llaman parecen tener un acento extranjero, dice Simpson, y a veces han dicho que llaman de parte de “Med-care”.

Esta nueva estafa sigue a otras relacionadas con el cheque de reembolso de $250 que están recibiendo los beneficiarios elegibles de Medicare cuando enfrentan el periodo sin cobertura. Los primeros cheques se enviaron a unas 80.000 personas el 10 de junio, y la entrega continuará todos los meses hasta fines del 2010.  Dicho cheque se envía automáticamente, una vez que el beneficiario inscrito en la Parte D haya pagado de su bolsillo, al menos, $2.830 en medicamentos recetados, desde el 1 de enero; no es necesario hacer nada ni llenar un formulario.

A veces los estafadores, haciéndose pasar por funcionarios del gobierno, le dicen a la persona que llaman que sólo recibirá el cheque si les confirma su número de Medicare. En otros tipos de estafa, los delincuentes son inescrupulosos vendedores de seguros, quienes insisten a sus víctimas que la nueva reforma del sistema de salud exige que compren una póliza de seguro adicional. En resumidas cuentas: nunca dé su número de Medicare u otra información personal a un desconocido que lo llame por teléfono. Y, no se deje engañar y compre una póliza suplementaria cuando le digan que está ligada al reembolso de $250. Tales pólizas pueden ser útiles, pero no son un requisito para recibir el beneficio de los $250.

Si alguien se pone en contacto con usted con algo que se parezca a esta nueva estafa o si solicita información sobre su plan de Medicare, informe directamente a este organismo, al 1-800-MEDICARE (1-800-633-4227), y también a la Agencia del Área sobre el Envejecimiento de su localidad, al 1-800-986-3505.

Sid Kirchheimer escribe sobre asuntos de la salud y el consumidor.

¿Qué opina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

¿Tus hijos necesitan un empujoncito para inscribirse en un seguro de salud?

Ofertas y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Payless

Los socios disfrutan de ahorros especiales en alquiler de autos de PaylessCar.com.

Dunkin Donuts

Los socios pueden recibir una dona GRATIS con la compra de una bebida grande o extragrande en Dunkin' Donuts.

Repair Pal

Los socios ahorran un 10% (hasta $50) en reparaciones de autos en los talleres certificados RepairPal.