Conoce más

Abrir
Carro de compras

Cupones de Comestibles

Cupones de ahorro.

Michaels

Los socios ahorran todos los días.

Centro de recursos para la familia - Cuidado de ancianos

¿Estás cuidando de un ser querido?

Encuentra recursos aquí.

sorteo

Gana las vacaciones de tus sueños. ¡Participa hoy!

becas para
hispanos

Lo que tus hijos y nietos necesitan para ir a la universidad.

vencer el
hambre

Apoya la campaña de AARP para vencer el hambre en América.

campaña
Independencia financiera

encuesta

Preguntas y respuestas del
Seguro Social

Todo lo que necesitas saber sobre tus beneficios.

juegos

Juegos de AARP

Prueba tu destreza e ingenio. Juega

Usan lectores electrónicos

Carteristas de manos libres

Los ladrones pueden robar los secretos del circuito integrado de su tarjeta de crédito.

Si bien el RFID no es nuevo, la inquietud por el “carterismo electrónico” ha resurgido recientemente luego de un informe realizado por la estación de televisión WREG de Memphis.

Para realizar ese informe, el especialista en seguridad Walt Augustinowicz utilizó un dispositivo lector para escanear 26 billeteras y carteras de transeúntes en una calle atestada (su compañía, ID Stranghold, vende productos que protegen contra husmeo electrónico del RFID). Cerca del 20% tenía tarjetas con chips RFID.

En algunos casos, pudo obtener el número de cuenta completo y otra información crucial; en otros, sólo obtuvo una parte. Pero eso puede resultar suficiente para posibilitar el fraude, dice Augustinowicz.

La tecnología de RFID no es una puerta totalmente abierta para los pillos. El dispositivo lector no puede recoger números de identificación personal o códigos de verificación (CVV – Card Verification Value), esos tres dígitos en el reverso de la tarjeta (o cuatro en el frente de las tarjetas American Express). En los plásticos con circuitos electrónicos inteligentes más nuevos, el nombre del titular de la tarjeta tampoco se puede leer. Y sin esa información, no se pueden producir tarjetas falsificadas, así como tampoco hacer compras por internet.

El principal peligro se produce si usted lleva una sola tarjeta con un chip RFID antiguo, ya que puede enviar una señal clara a un dispositivo lector ilícito. Pero si tiene su billetera llena de plásticos, las múltiples transmisiones pueden ser confusas e ininteligibles para el tramposo.

Es fácil protegerse. Simplemente coloque las tarjetas con chip inteligente dentro de las fundas protectoras de emisiones RFID, que cuestan unos pocos dólares.

Firmas como IDStronghold y RFID Shield las venden, así como lo hacen negocios minoristas por internet. O recorte dos pedazos de cartulina del tamaño de una tarjeta de crédito y envuélvalos con papel de aluminio, como sugiere Better Business Bureau (BBB, Oficina de Ética Comercial). Luego coloque la tarjeta que contiene el chip entre las piezas envueltas en papel de aluminio para bloquear la transmisión de datos.

Sid Kirchheimer es autor de Scam-Proof Your Life (Haga su vida a prueba de estafas), libro publicado por AARP Books/Sterling. Échele un vistazo a nuestro archivo de Alertas sobre fraudes para familiarizarse con las advertencias previas sobre los estafadores que muy frecuentemente tratan de quitarles a los estadounidenses el dinero que tanto les ha costado ganar.

¿Qué opina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

¿Tus hijos necesitan un empujoncito para inscribirse en un seguro de salud?

Ofertas y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Payless

Los socios disfrutan de ahorros especiales en alquiler de autos de PaylessCar.com.

Dunkin Donuts

Los socios pueden recibir una dona GRATIS con la compra de una bebida grande o extragrande en Dunkin' Donuts.

Repair Pal

Los socios ahorran un 10% (hasta $50) en reparaciones de autos en los talleres certificados RepairPal.