Cuidado con los cazadores de pensiones

Jubilados afectados por altísimas tasas de interés.

Hazte ahora miembro de AARP - Ahorra y disfruta por sólo $16 al año.

Otra forma de ‘cazar furtivamente’ pensiones involucra a abogados, planificadores financieros y agentes de seguros tratando de persuadir a veteranos de guerra mayores de 65 años que cuentan con pensiones, para que inviertan en productos de seguros, de modo que puedan resultar elegibles para acceder a beneficios de ayuda y atención (Aid & Attendance) del Department of Veterans Affairs (VA, Departamento de Asuntos de Veteranos), que ayudan a pagar servicios de asistencia con las tareas de la vida cotidiana. Semejantes acciones dieron lugar a una severa advertencia de la Federal Trade Commission (FTC, Comisión Federal de Comercio) el año pasado.

“Lo que no revelan es que estas transacciones podrían significar que el veterano pierda su elegibilidad para acceder a los servicios de Medicaid o que pierda la posibilidad de usar su dinero por mucho tiempo. Para colmo de males, los asesores están cobrando honorarios que van de los cientos a los miles de dólares por sus servicios”, advirtió la FTC.

Beverly Walsh era una maestra de escuela jubilada de Lynnwood, Washington, que había prestado servicios en la Marina durante la Segunda Guerra Mundial. En el 2006, un agente de seguros especializado en finanzas para ancianos le vendió a Walsh, que entonces tenía 81 años, una anualidad de 10 años valuada en $215,000. En el 2009, ella compró una segunda anualidad valuada en $100,000. El agente también la persuadió para que estableciera un fideicomiso para que ella y su esposo, veterano del Ejército con mal de Alzheimer, pudieran resultar elegibles para Medicaid y el beneficio de ayuda y atención, además de recibir una pensión de veterano.

Jamás se presentó ninguna solicitud de pensión, Medicaid ni del beneficio de ayuda y atención, ni se tomaron medidas precautorias para el cuidado de Walsh ni el de su marido.

La sobrina de Walsh, Holly Beuthin, de Renton, Washington, pasó dos años aclarando los detalles y reclamando ante agencias estatales.

El agente de seguros “se ganó su confianza a lo largo de varios años y después la forzó a que tomara estas decisiones financieras que ella no estaba en capacidad de comprender”, dijo Beuthin, quien tuvo el placer de ver cómo el estado multó al agente por mala praxis financiera en el caso de su tía y le revocó su licencia.

Beuthin pudo recuperar todo el dinero de su tía, pero su tía no vivió lo suficiente para verlo. Beverly Walsh falleció el año pasado a los 88 años.

El Fiscal General de Washington, Bob Ferguson (demócrata), propone solo unas pocas leyes cada año. Este año, una de las cinco que propuso era para proteger a los veteranos de guerra de lo que él denomina “cazadores furtivos de pensiones”.

“Los fraudes relacionadas con la ayuda y atención conllevan estafadores que simulan ser ‘asesores’ de inversiones y se aprovechan de veteranos de guerra ancianos y vulnerables, o de sus cónyuges que los sobrevivieron, con el atractivo incentivo de un beneficio federal sin límites”, decía un resumen de la legislación preparado por su oficina.

En marzo, la legislatura de Washington aprobó la ley, respaldada por AARP, que prohíbe que los agentes de seguros brinden asistencia a veteranos de guerra en la obtención de beneficios que puedan implicar alguna ganancia económica para el agente. 

“Esperamos que esto tenga un efecto disuasivo”, dijo Ferguson, cuyo padre y tíos prestaron servicios durante la Segunda Guerra Mundial. “Vemos muchos delitos, pero pocos resultan más indignantes que aquellos que intentan estafar a nuestros veteranos de guerra”.

Lo que se está haciendo

El año pasado, en varios estados y en Capitol Hill, distintos funcionarios han empezado a centrar la atención en la “caza furtiva” de pensiones.

En Vermont, el senador estatal Kevin Mullin (republicano) trabajó con AARP Vermont en un proyecto de ley que fue aprobado por unanimidad por ambas cámaras de la legislatura y que el gobernador Peter Shumlin (demócrata) sancionó en abril. La ley exige que los prestamistas contra pensiones cumplan las mismas normativas bancarias y de protección del consumidor que los demás prestamistas, incluido el requisito de que cuenten con la licencia o habilitación correspondiente.

En Nueva York, el gobernador Andrew Cuomo (demócrata) ordenó una investigación de compañías dedicadas al otorgamiento de anticipos de pensiones, y el Departamento de Servicios Financieros del estado dispuso la comparecencia de 10 compañías.

En Arkansas y Nuevo México, funcionarios de seguridad del estado emitieron órdenes de cese y suspensión contra compañías propiedad del grupo Voyager Financial Group, que ofrecía paquetes de pensiones militares en venta a inversores.

En el nivel federal, la Securities and Exchange Commission (SEC, Comisión de Bolsa y Valores), la Federal Trade Commission, la Financial Industry Regulatory Authority (FINRA, Autoridad Reguladora de la Industria Financiera) y el Consumer Financial Protection Bureau han emitido advertencias sobre estafas relacionadas con pensiones y beneficios.

“Estos esquemas son, generalmente, un muy mal negocio para los jubilados”, dijo Richard Cordray, jefe del Consumer Financial Protection Bureau.

En Capitol Hill, el Comité de Salud, Educación, Trabajo y Pensiones del Senado está investigando los préstamos contra pensiones.

En la Cámara de Representantes, el representante Matt Cartwright (demócrata por Pensilvania) presentó la “Annuity Safety and Security Under Reasonable Enforcement Act” (Ley de seguridad y protección de anualidades bajo razonable imposición), conocida como ASSURE por sus siglas en inglés, el año pasado, junto con el representante Gerry Connolly (demócrata por Virginia). Cartwright llama a las tasas de interés de los anticipos de pensiones, que van del 27 al 106%, un “asalto a la diligencia”. Su proyecto de ley limitaría la tasa de interés sobre este tipo de préstamos a la tasa preferencial más el 6%.

Thom Stoddert, de 63 años, veterano de la Guerra de Vietnam, de Olympia, Washington, y escritor para Veterans Voice, ha dedicado años a ayudar a los veteranos a evitar estafas. “Me topé con estas personas que simulan estar defendiendo a los veteranos de guerra, pero que solo están haciendo dinero”, dijo Stoddert. “No pasé noches durmiendo en el barro y con frío, ni pasé innumerables horas viendo morir a veteranos y soldados, para que aquellos que nunca sirvieron al país nos utilicen como fuente de alimentación para su codicia”.

También te puede interesar:

Página de inicio de AARP

 

Si necesitas efectivo

Si los acreedores te están acosando, te mostramos cinco alternativas a los préstamos contra pensiones:

1. Conversa con los acreedores sobre la posibilidad de implementar un plan de pagos.

2. Consigue asesoramiento crediticio gratuito. Encuentra un profesional habilitado a través de la Fundación Nacional para el Asesoramiento Crediticio.

3. Los trabajadores pueden consultar por un anticipo de sueldo sin intereses.

4. Considera los anticipos sobre tarjetas de crédito. La tasa de interés podría ser más baja que la de un préstamo contra una pensión.

5. Evalúa un préstamo militar. Algunas compañías ofrecen préstamos a militares jubilados a tasas más bajas que las de préstamos contra pensiones.

Más sobre deudas

campaña
independencia financiera

Ofertas y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Anna's Linens

Los socios ahorran un 10% todos los días en Anna's Linens y AnnasLinens.com.

Faanui Bay, as seen from beach on Bora Bora, French Polynesia

Los socios ahorran hasta $525 en sus vacaciones con AARP® Travel Center powered by Expedia®.  

Pepperoni Pizza, Papa Johns Superbowl promotion for AARP members

Los socios ahorran un 25% del precio regular de los platos del menú en Papa John’s

Únete o renueva tu membresía hoy. Los socios de AARP obtienen beneficios exclusivos y ayudan a lograr un cambio social.