Conoce más

Abrir
Dunkin Donuts

Dunkin' Donuts

Los socios reciben una dona gratis

Guia de la ley de salud

Mi Ley de Salud

Cómo la ley funciona para tu familia

Annas Linens

Anna's Linens

Ahorros en tus compras 

guía de becas

Familia celebra la graduación de la universidad. Centro de Recursos Becas Universitarias.

Lo que tus hijos y nietos necesitan para ir a la universidad. ¡Entra!

más
videos

Reforma de Salud
Información de AARP

Encuesta

Juegos

Juegos de AARP

Prueba tus destrezas e ingenio. ¡Juega gratis!

Ejercite su cerebro

Para una mente sana

Cuidándose desde ahora, usted aumenta las probabilidades de que su segunda juventud sea más satisfactoria y memorable

. Pensar en la segunda juventud

. Hay que ejercitar el cerebro

. Alimentos para pensar

Juego de Ajedrez

— Foto: Vasiliki Varvaki/Getty Images

Para Francisco Montoya, la música es más que entretenimiento. Es ejercicio para el cerebro. Desde que dejó de trabajar —hace 15 años— en la industria del acero en Chicago, Montoya ha estado “forjando” boleros y otros arreglos en su memoria, alimentando así una pasión de toda la vida por la música, y manteniendo su agudeza mental.

En las próximas décadas, se espera que la expectativa media de vida de los latinos en Estados Unidos llegue a los casi 90 años. Ésas son buenas noticias. Pero con la edad, aumenta el riesgo de desarrollar problemas que pueden limitar nuestras habilidades de razonamiento. He aquí maneras de reducirlo.

Úselo “He cantado en inglés por cerca de seis años, y en español, toda mi vida”, dice Montoya, un guatemalteco de 65 años de edad que canta y toca la guitarra en fiestas de quinceañeras y otras celebraciones.Trabajar con arreglos musicales en dos idiomas bien puede ayudar a mantener el cerebro de Montoya flexible, y su memoria, en forma.

Aprender un nuevo idioma siendo ya adulto —como lo hizo Montoya hace seis años— parece comprometer más regiones del cerebro y hacerlo trabajar más, según dicen investigadores del Memorial Sloan-Kettering Cancer Center y del Cornell University Medical College.

El beneficio puede ser un cerebro que funcione de manera más creativa a pesar de tener menos células que cuando era más joven. Por ejemplo, investigadores de la Universidad de Michigan estudiaron imágenes del cerebro y descubrieron que las personas mayores utilizan ambos hemisferios para manejar simultáneamente la memorización y otras funciones.

Estos adultos realizaron las tareas tan bien como los voluntarios más jóvenes, quienes las llevaron a cabo principalmente con un solo hemisferio cerebral. Otra teoría sostiene que el cerebro se fortalece —y posiblemente se agrande— cuanto más trabaja.

El Dr. David Espino, que realiza estudios sobre envejecimiento de hispanos en la Universidad de Texas en San Antonio, está entre los que creen en esta teoría.

“Es exactamente como el ejercicio”, sostiene Espino. “Cuanto más ejercita usted su cerebro, más grande se hará el ‘músculo’.

Alimentos para pensar 

Alimentos ricos en antioxidantes, como brócoli, coliflor, cebollas, ajo, tomates, melones, papas, naranjas y frutas rojas, como arándanos, fresas y uvas tintas.

Pescados que sean ricos en ácidos grasos omega-3: atún, salmón y sardinas. Alimentos con vitaminas B, tales como frijoles, guisantes, puerco (por el thiamin); panes enriquecidos (por el ácido nicotínico, la riboflavina y el ácido fólico); verduras de hoja, como espinaca y col rizada; y frutas, tales como plátanos y melones (por el ácido fólico) ¿Qué pasatiempos mantienen el cerebro comprometido activamente?

La lectura y los juegos de mesa, los crucigramas, los rompecabezas y la realización de actividades similares —que estimulen el cerebro— son consideradas útiles.

Dime con quién andas

La interacción humana es otra clave para mantener la salud mental. Socializar parecería fácil para los latinos, dado nuestro foco tradicional en la familia. Así y todo, cerca del 25 por ciento de las mujeres y del 16 por ciento de los hombres de origen hispano de 65 años y mayores viven solos.

Tal soledad puede tener un precio si limita el contacto cara a cara. Un estudio de residentes de 65 años y mayores de un suburbio de Madrid encontró que aquéllos que tenían más contactos sociales y se integraban más a la comunidad funcionaban mejor mentalmente.

Los españoles más relacionados socialmente obtuvieron mejores resultados en exámenes de aptitud mental y mantuvieron mejor sus habilidades mentales durante un período de estudio de cuatro años.

El aislamiento social puede también aumentar la probabilidad de desarrollar depresión. Una depresión duradera mayor puede dañar temporalmente la región del cerebro que juega un papel esencial en el aprendizaje y la memoria.

A causa de esta conexión entre depresión y pérdida de memoria, Espino recomienda encontrar maneras de liberar estrés, especialmente, si usted es proveedor de cuidados o está en otra situación que lo coloca en una zona de alto riesgo de sentirse aislado y, así, desarrollar una depresión.

Haga ejercicios

Una manera de ganarle al estrés, que puede desencadenar en la depresión, es hacer ejercicio físico.

Éste hace que el corazón bombee sangre más rápidamente a todas las partes del cuerpo, incluyendo el cerebro. Las investigaciones sugieren que los beneficios de la actividad física se manifiestan rápidamente.

Un estudio de la Universidad de Illinois en Urbana–Champaign sobre adultos mayores encontró que el andar vigoroso, y otros ejercicios aeróbicos, mejora el funcionamiento de partes clave del cerebro.

Específicamente, los participantes podrían concentrarse mejor en determinadas tareas y en la toma de decisiones. Los científicos concluyeron que el ejercicio apropiado podría producir más conexiones entre ciertas células cerebrales para mejorar su comunicación y la respuesta a determinadas tareas.

¿Qué ejercicios son mejores? La variedad puede ser importante, no solo en términos del tipo, sino de la complejidad. Un estudio encontró que voluntarios mayores de edad realizaron mejor sus pruebas físicas después de 10 semanas de ejercitarse en caminatas. Pero los que bailaron el tango en vez de caminar fueron más capaces de hacer muchas tareas simultáneas, un proceso complejo de pensamiento.

Un estudio realizado a voluntarios de más de 65 años, este 2006, encontró que realizar ejercicios, por lo menos tres veces a la semana, aparentemente reduce en un tercio el riesgo de desarrollar demencia senil. Los participantes que informaron ser muy sedentarios en el pasado, parecieron ser los que más redujeron ese riesgo.

La American Heart Association sugiere realizar 30 minutos de ejercicio al día, todos o casi todos los días (pero no lo haga sin preguntar a su médico). Y el ejercicio quizás ofrezca otros beneficios, aun cuando en el pasado no haya sido un hábito.

Maria Sosa, de 63 años, que empezó a hacer ejercicio nuevamente en el 2004, asiste a clases de baile, juega al billar y entrena para competencias de caminata con el fin de mantener la agudeza mental. “Mi mente está siempre trabajando”, dice Sosa.

Ella dice que quiere evitar el destino de su madre mexicana–estadounidense, quien murió en sus 60 a causa de su deteriorada salud, debido a la cual perdió también la memoria.

Alertas de tema

Usted puede recibir alertas semanales por correo electrónico sobre los siguientes temas. Solo haga clic en “Seguir”

Administrar alertas

Procesamiento

Por favor espere...

progress bar, please wait

Ofertas y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Anna's Linens

Los socios ahorran un 10% todos los días en Anna's Linens y AnnasLinens.com.

Faanui Bay, as seen from beach on Bora Bora, French Polynesia

Los socios ahorran hasta $525 en sus vacaciones con AARP® Travel Center powered by Expedia®.  

Pepperoni Pizza, Papa Johns Superbowl promotion for AARP members

Los socios ahorran un 25% del precio regular de los platos del menú en Papa John’s