Conoce más

Abrir
Carro de compras

Cupones

Los socios ahorran en comestibles



25 preguntas sobre el Seguro Social

¿Preguntas sobre el Seguro Social?

Obtén las respuestas

Abuela y nieta soplando una torta de cumpleaños

Toys "R" Us

Descuento en tus compras

Explore AARP Life Reimagined

Life Reimagined

Explora las opciones para tu futuro

guía de becas

Familia celebra la graduación de la universidad. Centro de Recursos Becas Universitarias.

Lo que tus hijos y nietos necesitan para ir a la universidad. ¡Entra!

más
videos

AARP Español

Visita el nuevo canal de AARP en español en YouTube y ¡subscríbete!

Reforma de Salud
Información de AARP

Encuesta

Juegos

Juegos de AARP

Prueba tus destrezas e ingenio. ¡Juega gratis!

Riesgos de la obesidad

El cuerpo de las mujeres y la memoria

Investigadores relacionan el sobrepeso y la salud del cerebro.

Desnudo de mujer

— Allan Jenkins/Gallery Stock

In English | Las mujeres cuyo cuerpo tiene forma de pera y que aumentan de peso con los años pueden acabar teniendo más problemas con la memoria que las mujeres cuyo cuerpo se asemeja más a una manzana, con un vientre prominente.

Según un nuevo estudio llevado a cabo en la facultad de medicina de Northwestern University, no es sólo cuánto peso se aumenta, sino que a dónde va ese peso, lo que puede afectar el funcionamiento del cerebro de las mujeres mayores.

Un estudio, en el cual participaron 8.745 mujeres de entre 65 y 79 años, descubrio que en pruebas de memoria, razonamiento y otras facultades mentales, las mujeres que acumulaban el peso principalmente en las caderas obtenían peores resultados que las mujeres con vientre muy abultado. "La obesidad es mala, pero sus efectos son peores según dónde esté localizada la grasa", dice la autora principal del estudio, la doctora Diana Kerwin, profesora adjunta de medicina en la Facultad de Medicina Feinberg de Northwestern University.

El índice de masa corporal es una medida del componente graso del cuerpo que se calcula sobre la estatura y el peso. Los investigadores descubrieron que, entre las mujeres que estudiaron, cada punto por encima del índice de masa corporal normal se traducía en un punto menos en los resultados de pruebas de funcionamiento cognitivo. Por ejemplo, en diversas pruebas de funcionamiento cerebral, una mujer de 5,5 pies de estatura y 180 libras de peso con un índice de masa corporal de 30 ─cinco puntos por encima de lo normal─ sacaría unos cinco puntos menos que el promedio de mujeres con un índice más bajo. (Calcule su índice de masa corporal aquí).

El estudio, publicado esta semana en el Journal of the American Geriatric Society, se suma al número cada vez mayor de investigaciones que relacionan el aumento de peso entre los mayores con una disminución del tamaño del cerebro.

Un estudio de la Facultad de Medicina de Boston University, publicado en mayo, encontró una relación entre vientres más abultados y volumen del cerebro más pequeños, entre los adultos mayores. Y algunas investigaciones sugieren que una masa cerebral más pequeña se traduce en un riesgo mayor de demencia. Un estudio de unas 6.500 personas, realizado en 2008, por la División de Investigaciones del grupo Kaiser Permanente, descubrió que aquellas mujeres de entre 40 y 50 años de edad que tenían vientres voluminosos también tenían mucha mayor probabilidad de desarrollar Alzheimer's y otras formas de demencia cuando tuvieran entre 70 y 80 años.

Grasa en las caderas, grasa en el vientre

Los resultados del estudio de Northwestern sorprendieron porque resultaron ser las mujeres con grasa en las caderas, no en el abdomen, las que mostraron mayor deterioro en el funcionamiento cerebral, explicó la doctora Kerwin.

Desde hace muchos años los médicos vienen adivirtiendo que las mujeres con forma de manzana, o sea, con vientres protuberantes, corren mayor peligro de desarrollar diabetes, enfermedades cardíacas, cáncer del seno y otras afecciones. Eso es porque la grasa abdominal produce más hormonas. A diferencia de la grasa de los muslos, que se acumula pegada a la piel, la grasa ventral se deposita en lo más profundo del abdomen, recubre los órganos internos y produce hormonas que pueden causar una variedad de problemas, como la resistencia a la insulina y niveles elevados de estrógeno.

Por este motivo, dice ella, "Supuse que a las mujeres con forma de 'manzana' les iría peor [en el estudio], porque corren más riesgo de hipertensión, apoplejías y diabetes, y eso afectaría el funcionamiento cerebral. Pero eso no fue lo que observé".

¿Qué opina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

Ofertas y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Regal Cinemas movie theater

Los socios pagan $8 al comprar boletos Regal ePremiere en internet. Sujeto a ciertas condiciones.

Grandmother and granddaughter working on scrap book at home

Los socios ahorran un 10% todos los días en Michaels con su tarjeta de membresía de AARP.

Woman trying on glasses in optometrists shop

Los socios ahorran hasta un 60% en exámenes de la vista con los Descuentos oftalmológicos de AARP® facilitados por EyeMed.

¿Tus hijos necesitan un empujoncito para inscribirse en un seguro de salud?