Conoce más

Abrir
Carro de compras

Cupones de Ahorro

Acceda a cupones de comestibles gratis

Guia de la ley de salud

Mi Ley de Salud

Cómo la ley funciona para su familia

Grandmother and granddaughter blow out candles on a birthday cake

Toys "R" Us

Ahorros en tiendas de lunes a jueves

Centro de recursos para la familia - Cuidado de ancianos

¿Estás cuidando de un ser querido?

Encuentra recursos  aquí

becas para
hispanos

Familia celebra la graduación de la universidad. Centro de Recursos Becas Universitarias.

Lo que tus hijos y nietos necesitan para ir a la universidad.

encuesta

Preguntas y respuestas del
Seguro Social

Preguntas y Respuestas del Seguro Social

Todo lo que necesitas saber sobre tus beneficios.

juegos

Juegos de AARP

Prueba tu destreza e ingenio. Juega

Protéjase de los fraudes

Un ladrón en la fotocopiadora

Una copiadora pública es una comodidad, pero puede poner su privacidad en peligro.

In English | Hace varios meses, más de 400.000 neoyorquinos recibieron una notificación de robo de información de la compañía de seguros de salud Affinity Health Plan.

Sin embargo, la notificación no se debió al problema normal de los piratas informáticos que extraen datos de las computadoras de las empresas, sino que surgió de una sola fotocopiadora de oficina.

Usted no pensaría que una copiadora pudiera causar tanto daño, pero considere lo siguiente: a partir del 2002, la mayoría de las copiadoras fabricadas para usos comerciales, así como en bibliotecas y establecimientos que ofrecen servicios de fotocopiado, están equipadas con discos duros de computadora.

"Cada vez que usted hace una fotocopia, imprime, escanea, manda un correo electrónico o un fax desde esa máquina, se guarda una imagen del documento en el disco duro", dice el experto en seguridad John Juntunen.

A no ser que se borre o se reemplace el disco duro, las imágenes de los documentos que se copian (incluidos los que llevan números de Seguro Social, información de cuentas bancarias o expedientes médicos) se quedan guardados dentro de la máquina.

"El problema es que alrededor del 90% de las copiadoras de oficina en Estados Unidos se arriendan", añade, "y cuando acaba el contrato de arrendamiento, la mayoría de las máquinas devueltas se exportan o se venden, exactamente como están".

De momento no hay pruebas de que los ladrones de identidad hayan usado la información almacenada en el disco duro de las copiadoras, dice Juntunen, cuya empresa, Digital Copier Security, ofrece la tecnología para borrar la información de esos discos duros.

Pero la posibilidad existe. A principios de este año, CBS News acompañó a Juntunen a un almacén en Nueva Jersey, donde compraron cuatro copiadoras que habían sido arrendadas y devueltas.

Una de ellas, previamente utilizada en una oficina de Affinity Health Plan, tenía información médica de nueve personas. Debido a esa copiadora y el hecho de que Affinity usa muchas otras copiadoras equipadas con discos duros, la empresa envió una notificación masiva de posible divulgación de información. Las máquinas también tenían información de expedientes de policía y talonarios de pago de nómina con números de Seguro Social.

En mayo, el Rep. Edward Markey, D-Mass., pidió una investigación. La Comisión Federal de Comercio anunció que "estaba comunicándose con los fabricantes y revendedores de copiadoras, las oficinas de fotocopiado y las tiendas de artículos de oficina, para asegurarse que estuvieran alerta a los riesgos de diseminación de información privada".

La mayoría de los fabricantes ya habían tomado medidas. Las copiadoras fabricadas después del 2007 están equipadas con tecnología que permite borrar o codificar el contenido de los discos duros. "El verdadero problema son las máquinas fabricadas entre el 2003 y el 2007", dice Juntunen. Todavía existen tremendas cantidades de las mismas en uso en todo el país, probablemente en bibliotecas y consultas médicas.

Entonces, ¿cómo puede usted protegerse?

Cuando copie documentos confidenciales, trate de hacerlo en la impresora de su casa, que tiene una función de fotocopiado. Esa máquina probablemente no sea de interés para los ladrones de identidad, puesto que la mayoría de las impresoras personales que generan 20 ó menos páginas por minuto no llevan discos duros.

Si tiene que usar una copiadora pública, pregunte a los encargados de la misma cómo protegen la información de los usuarios. Esas preguntas servirán para reforzar la toma de conciencia del problema y con el tiempo hará que la gente borre los discos duros de las máquinas. "Nadie quiere responsabilizarse de los problemas que pueden surgir", dice Juntunen.

Pregunte si la máquina es arrendada o es propiedad del establecimiento. Hay menos probabilidades de que las copiadoras compradas sean revendidas y acaben en manos de estafadores.

Sid Kirchheimer es el autor de Scam-Proof Your Life (Haga su vida a prueba de estafas), libro publicado por AARP Books/Sterling.

¿Qué opina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

Ofertas y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Denny's Ranchero Tilapia

Los socios ahorran un 15% todos los días, a toda hora, en los restaurantes Denny's participantes.

Regal Cinemas movie theater

Los socios pagan $8 por entradas ePremiere de Regal que compran en internet. Se aplican condiciones.

AARP Debuts RealPad Tablet

Conéctate estés donde estés con RealPad. Conéctate, juega y comparte. Además, recibes soporte al cliente gratis todos los días, a cualquier hora.

Únete o renueva tu membresía hoy. Los socios de AARP obtienen beneficios exclusivos y ayudan a lograr un cambio social.